Mari Carmen prueba un prototipo

Y por fin un prototipo llegó a casa

En Agosto. Por fin pudimos enviar un prototipo a casa con Mari Carmen. Durante un mes lo probaría para darnos sus impresiones y poder afinar los puntos mejorables. Pero no sólo queríamos saber parámetros, medidas, rendimiento, ergonomía; queríamos sensaciones. He aquí su texto, que ha querido compartir con tod@s vosotr@s…

En la vida no existe nada que antes no hayamos imaginado. Esto no fue una excepción. Imaginé, despierta lo soñé, lo viví en otra dimensión y solté.  Fue entonces cuando la magia de la vida lo manifestó. Una llamada que desencadenó todo. Sin reflexionar, ni pensar ni el cómo ni el porqué  de repente me encontré en mi realidad, mi cercana realidad pero vista con una nueva manera de percepción, al fin, si al fin, esas gafas me transportaban a la niñez cuando corría libre sin que existiera el miedo a nada excepto a brujas, monstruos o fantasmas, y ahora … algo inexplicable me movía a volar, a aumentar paso a paso mi libertad, mi libertad que siempre existió pero que ahora a través de las alas que sentía en mi ser aumentaba casi hasta hacerme flotar.

 Fueron paseos entre árboles, flores, mesas con bebidas frías y toallas al sol …  todo con olor a vacaciones, verano risas y caramelo.

En uno de esos paseos me senté en esta silla, en esta terraza sin fronteras ni tiempo, y mirando al cielo sin ver -pero viendo – sin pretenderlo, seguí soñando. Soñé con todos. Soñé con un nuevo universo. Soñé con mi alma gemela, esa llama que vino siendo mi propio reflejo…   sin avisar…  sutil como una mariposa que suave se posó en la flor de mi corazón y allí se acomodó.

Soñé con mi gente, esa gente que siempre está ahí; y soñé con aquellos que luego se sumaron a mi sueño y se quedaron a mi lado… Soñé con todos vosotros, vosotros que formáis parte de mi cuento y en ese momento sólo pude experimentar una sensación de profundo agradecimiento. Agradecimiento a la vida por todo lo que me ha dado, por los que me habéis enseñado, por los que me habéis amado …. Agradecimiento por estar aquí, en este presente eterno en el que reina una luz infinita proyectada por esos ojos que todo lo han cambiado, esos ojos que durante años han estado viviendo en mi sin yo saberlo y que ahora … al fin se han abierto de par en par para mi iluminando hasta el fondo del corazón, justo en el centro exacto donde surge el más puro amor.

Gracias al personal de Eyesynth que hacéis posible este proyecto a pesar de los tropiezos y gracias a todos los que a pesar del tiempo continuáis comprometidos con Eyesynth que ya es más que un proyecto, es nuestro sueño.  

 

Mari Carmen Martínez Bru

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *